La hamburguesa eco de Home Burger Bar coge impulso

Con más de 12 años de trayectoria, hablamos del resurgir en Madrid de una cadena de hamburguesas que apostó desde su fundación por la carne 100% ecológica.

Javier Mesa

Gabriel López Sors, responsable del relanzamiento de la marca Home Burger Bar. Foto: © Javier Mesa
Gabriel López Sors, responsable del relanzamiento de la marca Home Burger Bar. Foto: © Javier Mesa

Pioneros y resilientes. Esta podría ser la mejor definición de una marca como Home Burger Bar que allá por 2006 anticipó lo que una década después es tendencia en el mercado de la hamburguesa. De la mano de un emprendedor canadiense, Arnaud Barcelon abrió en Madrid el primer restaurante de una marca que importaba el formato típico de diner americano, un refugio para los amantes de una hamburguesa alejada del dominio fast food. Su principal reclamo consistía en usar ingredientes frescos y carne 100% ecológica de vacuno cocinada con mimo y con mezclas novedosas.

Los años pasaron y el fundador de la cadena, que llegó a sumar cinco locales, se fue desligando del proyecto para volver a su país dando mayor protagonismo a los amigos y socios que le ayudaban. Uno de estos socios, Gabriel López-Sors, se encarga actualmente de la gestión de una marca que, tras ver reducida su presencia a tres hamburgueserías por el efecto de la crisis, ha abierto en los últimos meses un cuarto restaurante con amplia terraza en la calle Príncipe de Vergara 210 y un local sólo para delivery en el barrio de Las Tablas.

“Hemos recogido el testigo de Arnaud con la ilusión de regenerar la marca y actualizarla manteniendo su esencia: ser un proyecto responsable donde comer una hamburguesa elaborada con ingredientes de calidad”, resume. Trabajamos siempre con carne de ganadería ecológica española que nos llega fresca a diario para picarla directamente en nuestras cocinas a pesar de que los costes son mayores. Queremos transmitir a nuestros clientes la confianza en que lo que se están comiendo es de calidad. La verdura fresca la conseguimos de proveedores locales y, de momento, no es 100% ecológica, aunque estamos empezando a trabajar con algunas que cultivamos nosotros mismos como primer paso para conseguir ser autosuficientes en un corto plazo. El pan es artesano y la repostería casera; además intentamos que todas las elaboraciones sean nuestras, huyendo de cuartas y quintas gamas, e incluyendo buena parte de las salsas salvo las más clásicas como ketchup, la mostaza o la mayonesa”.

Esa misma filosofía de responsabilidad, explica Gabriel, “la aplicamos de manera más global a otros aspectos de la gestión como las condiciones laborales de los empleados, siendo pet friendly en nuestros locales o en el uso de materiales desechables en la medida de lo posible para reducir residuos y el uso de plástico”.

La carta de Home Burger Bar incluye 21 variedades de hamburguesas clásicas, especiales y vegetarianas, así como seis referencias los apartados de entrantes, sándwiches y ensaladas, además de postres y menús infantiles. “Hemos introducido cambios, no por mejorar lo que ya había, sino por variar y dar un entretenimiento a nuestros clientes. Estamos pensando en incorporar nuevos platos a la parrilla y todos los días probamos nuevas cosas para aumentar la carta sin perder la esencia”.

En cuanto a la expansión de la marca su responsable insiste en que “queremos permanecer y crecer con estabilidad, en ubicaciones con encanto como la próxima de la calle Santa Engracia en el entorno de Ponzano. Expansión, sí, pero con calma y paso a paso”.

Home Burger Bar del Paseo de la Castellana.