El Foodie’s MicroMarket de Selecta aterriza en España

Foodies MicroMarket SelectaSelecta acaba de implantar su primer micromarket en España bajo el nombre de Foodies’s. Un nuevo concepto que no significa una reinvención ni una evolución del vending tradicional, sino una solución diferente y complementaria a la distribución automática que conocemos a día de hoy, basada en la autogestión de compra en puntos de venta no atendidos.

Foodies’s MicroMarket es un espacio autoservicio de productos de calidad, frescos y saludables para empresas, que supone una innovación en el mundo del vending y una nueva experiencia de consumo para los usuarios. Selecta ya ha lanzado este concepto en Europa y en España se están actualmente desarrollando los primeros micromarkets autoasistidos, de la mano de algunos de sus principales clientes; previstos para ser inaugurados en este primer trimestre del año.

Un workplace con valor añadido

Foodies’s está ideado para formar parte de innovadores workplaces interesados en ofrecer un valor diferencial a sus instalaciones, y como servicio exclusivo para empresas. “El público potencial de Foodies’s son tanto entornos de oficina como espacios de producción industrial, en compañías innovadoras con marcado carácter tecnológico, que desean acercar a sus empleados la experiencia diferencial del break, mediante una alimentación más saludable, en las áreas de descanso que tienen instaladas en sus centros de trabajo”, explica Pablo Espada, responsable comercial de Soluciones Premium en AB Servicios Selecta España.

Mayor confort

La apuesta de Selecta es un concepto premium que da respuesta a los nuevos hábitos de consumidores cada vez más exigentes y proactivos. En el micromarket, el empleado libremente puede adquirir un menú completo y saludable, cogerlo directamente del lineal y pagarlo en el kiosco de pago.

Esta cómoda opción de multicompra, un mayor surtido en el autoservicio y una mejor calidad de los productos a los que se accede suponen toda una revolución en la experiencia del consumidor. Sin olvidar, el factor clave: la rapidez. Sin necesidad de desplazamientos, ni esperas en comedores ni restaurantes, facilitando así la flexibilidad al empleado en línea con la creciente tendencia de conciliación de horarios.